Creando conciencia: ¿Por qué los gatos babean?

Salivación en gatos

A menudo se espera salivación o babeo en los gatos, pero ¿por qué los gatos babean? Hay muchas razones que causan el babeo en los gatos, y puede ocurrir por miedo, emoción o cuando el gato está molesto. Sigue leyendo este artículo para comprender más detalles y obtener conocimientos sobre la salivación en los gatos. 

¿Por qué los gatos babean?

Algunos gatos babean con frecuencia mientras se frotan contra objetos o ronronean. La baba de un gato suele ser un signo común de felicidad o tranquilidad en la etapa de gatito. Los gatitos amasan con frecuencia las patas de sus madres cuando se alimentan para estimular la liberación de leche.

Las siguientes son varias razones que causan el babeo de los gatos, que se dividen en tres grupos principales:

  • Desencadenantes emocionales
  • El gato está tratando de "limpiar" sus irritaciones.
  • Trastornos patológicos que causan hinchazón, dolor o dificultad para tragar.

La mayoría del babeo es intermitente y solo produce una pequeña cantidad de saliva. Si tienes un gato que babea, es una buena idea llamar a un veterinario para que revise la salud de tu gato si babea en exceso. La detección temprana suele ser preferible porque algunos de estos pueden ser bastante peligrosos.

Éxtasis y baba de gato

Cuando un gato está contento y disfruta de los abrazos y las caricias de las personas, puede comenzar a babear. Esta alegría es normal y solo muestra una reacción fisiológica a la felicidad. Además, algunos gatos pueden babear mientras duermen debido a lo cómodos que están.

Imagínalo como una pequeña mancha húmeda que descubres en tu almohada después de una noche de sueño reparador. Babear así suele ser un signo de un gato feliz.

Gato durmiendo

Miedo y baba de gato

Cuando algunos gatos están demasiado felices, temerosos o molestos, tienden a babear. La causa del babeo en los gatos suele ser la náusea y la ansiedad antes de vomitar. Los viajes en automóvil o el estrés pueden causar mareos por movimiento. Por lo general, se detiene al final del viaje, independientemente de la situación. No durará si tu gato babea por miedo.

Indicadores de Miedo en los Gatos

A veces, los gatos suelen pasar por mucho miedo cuando una situación se vuelve abrumadora para ellos. Los siguientes son algunos de los síntomas de la ansiedad en los gatos:

  • Retiro y ocultación.
  • Letargo y depresión.
  • Aumento de peso.
  • Temblores y temblores que son visibles.
  • Pérdida de peso.
  • Diferentes cambios en el apetito.
  • Comportamiento destructivo en gatos.
gato escondido

acicalarse excesivamente

Baba de gato y problemas dentales

Algunas enfermedades, como las enfermedades dentales, pueden causar irritación bucal. En esas circunstancias, el babeo intenta aliviar o calmar el irritante de la lengua o la garganta. El babeo excesivo de un gato es frecuente como consecuencia de problemas dentales.

Síntomas de problemas dentales en gatos

  1. un mal aliento
  2. Dientes amarillos o marrones
  3. Bostezos excesivos o rechinar los dientes.
  4. Dientes sueltos o faltantes.
  5. Masticar por un lado de la boca
  6. Pérdida de peso
  7. El gato no es capaz de acicalarse solo.
  8. Encías sangrantes o rojas.

Hasta el 85% de los gatos mayores de tres años tienen problemas en los dientes o las encías. La saliva resultante podría tener un tinte sanguinolento u oler mal.

Baba de gato y cáncer oral

Ciertos gatos pueden desarrollar tumores malignos orales. Sin embargo, son considerablemente menos comunes que las infecciones dentales o virales, y pueden formarse en cualquier parte, desde la punta de la lengua hasta la parte posterior de la garganta.

Síntomas del cáncer oral en gatos

Un crecimiento visible o terrón de la cavidad oral en los gatos puede ser un signo de cáncer de boca. Los tumores de carcinoma de células escamosas que se desarrollan en la lengua, las amígdalas, el techo o la parte posterior de la boca pueden permanecer sin diagnóstico durante un período muy largo, lo cual es desafortunado. La mayoría de los dueños de gatos se dan cuenta de un problema de salud cuando los observan, y los siguientes son algunos de los signos:

  1. Pérdida de peso.
  2. dolor en la boca
  3. Hinchazón de la cara
  4. Pérdida de dientes
  5. Dificultad para comer y beber
  6. Manchas en la nariz
  7. Mal aliento (Halitosis)
  8. boca ensangrentada

exceso de babeo

El babeo excesivo y persistente puede ser el resultado de varios trastornos. Este tipo de babeo significa que su gato necesita un examen completo por parte de su veterinario, centrándose en los problemas de salud dental.

Baba de gato y presencia de objetos extraños

Babear demasiado puede ser un cuerpo extraño. Una pequeña espina de pescado, una brizna de hierba o una aguja de coser pueden terminar en la boca o el esófago. Tragar es incómodo y el gato no tragará.

Condiciones de respiración y baba de gato

Algunos gatos que padecen enfermedades respiratorias virales también desarrollan úlceras en la boca, lo que hace que su salivación fluya más.

Signos de un gato con problemas respiratorios 

Los siguientes son los signos y síntomas de un gato que experimenta problemas respiratorios.

  • El estridor (respiración ruidosa) es un signo de frecuencia respiratoria rápida.
  • El pecho y el vientre se movían cuando el gato respiraba.
  • Las fosas nasales son anchas.
  • El gato respira mientras permite que los codos sobresalgan del cuerpo.
  • El cuello y la cabeza se mantienen bajos y delante del cuerpo.

Náuseas y babeo de gato

La enfermedad de los órganos y la exposición tóxica pueden crear la necesidad de vomitar en los gatos, lo que resulta en babeo. Solo el veterinario debe tratar una infección. Sin embargo, puede tomar medidas para evitar que su gato tenga uno: mantenga los registros de vacunación, manténgalos adentro y lejos de otros animales y lávese las manos después de manipular a cada animal.

Solo tú eres consciente del comportamiento típico de tu gato. Informe siempre a su veterinario si ocurre algo inusual durante más de un día, si parece ansioso o si deja de comer y jugar como de costumbre.

Signos de un gato con náuseas

Los signos más típicos de un gato con náuseas son babeo, falta de apetito, lamidos, masticación excesiva, maullidos excesivos (hipervocalización) y lamidos excesivos. Los gatos que tienen náuseas siempre están incómodos e inquietos. Algunos gatos se pasearán mientras maúllan, mientras que otros pueden babear mientras están acostados en el mismo lugar.

gato babeo excesivo

Generalmente, los gatos son propensos a babear; sin embargo, si notas un babeo excesivo, hacerte una prueba de valoración es el mejor remedio para saber si la salivación excesiva es grave o inofensiva. Conocer la causa es mejor para detectar el problema de salud para que los veterinarios puedan tratarlo con éxito.

Los gatos en su mayoría babean por muchas razones, pero si la salivación es excesiva, puede ser motivo de preocupación. Por lo general, el babeo de un gato se debe a la alegría o al placer, mientras que el babeo anormal aparece repentinamente y termina en horas. Además, un gato que babea en exceso pero actúa con normalidad puede deberse a algunas enfermedades, virus y lesiones. 

Signos y síntomas de babeo excesivo en gatos

Conocer los signos de los problemas subyacentes en los gatos es esencial para ver el problema de salud en los gatos que babean en exceso. Algunos de los síntomas incluyen:

  • Dificultad para comer o beber agua
  • Falta de fuerza
  • Demasiado babeo que dura muchas horas.
  • Un aliento maloliente
  • Saliva que contiene sangre
  • Dificultad para respirar 
  • Linfadenopatía (ganglios linfáticos inflamados)
Gato bebiendo agua con ayuda

Diagnóstico de babeo de gato

Cuando lleve a su gato al veterinario para un chequeo, proporcione siempre un historial médico completo para ayudar a resolver el problema subyacente que causa el exceso de salivación en los gatos. El veterinario realizará un examen oral y físico después de la sedación para que el examen oral sea un éxito.

El veterinario observará todos los signos para ver si coinciden con los posibles problemas de salud. Luego, buscará materiales extraños, masas dentro de la boca, lesiones aparentes o abscesos.

El veterinario también realizará análisis de sangre completos, incluido un conteo sanguíneo completo, para ayudar a determinar la presencia de cáncer, anemia y el perfil biométrico para ayudar a descubrir signos y síntomas de enfermedades metabólicas.

El veterinario puede realizar un análisis de orina para ayudar a evaluar cómo funcionamiento de los riñones. Además, para conocer la función del hígado del gato, el veterinario realizará un análisis de sangre de ácidos biliares. Después de obtener los resultados del cultivo de orina, podría ayudar al veterinario a identificar infecciones bacterianas que podrían estar presentes en el cuerpo del gato.

Para que el veterinario los identifique, evalúe la salud del órgano y localice tumores o lesiones en la boca del gato, necesitará realizar una ecografía o radiografías. El veterinario se asegurará de realizar una biopsia para descubrir cualquier masa.

El tratamiento para el babeo excesivo en gatos

El tratamiento del babeo excesivo en gatos solo es necesario cuando el veterinario detecta el problema de salud. Un buen tratamiento que reciba el gato será acorde al problema de fondo que descubra el Veterinario.

Problemas de hígado o riñón

Estos problemas del gato pueden requerir medicación y aplicación de cuidados por el resto de la vida del gato. Para aliviar los problemas hepáticos y renales, deberá seguir una dieta especial cuando alimente a su gato.

Exposición a toxinas en gatos

Cuando tu gato consuma veneno, el veterinario considerará vaciar su estómago según el momento; le administrará algún medicamento para reducir los efectos del veneno. Para detener la absorción de toxinas en el cuerpo, el veterinario le dará al gato carbón activador.

¿Es normal que los gatos babeen?

Es normal ver a los gatos babear cuando los acarician porque son animales muy tranquilos. Cuando los gatos tienen miedo o están ansiosos, podrías notar un poco de saliva o burbujas de saliva en un lado de la boca. Sin embargo, si la salivación en tu corte es excesiva, considera visitar a un veterinario para que te ayude a determinar la causa.

10 razones detrás del babeo felino

La siguiente lista contiene las razones detrás del babeo en los gatos. Incluyen:

  1. Picaduras de insectos
  2. Enfermedad de las encías (Gingivitis)
  3. Lesiones en la lengua o la boca
  4. Sustancias extrañas atoradas en la boca.
  5. Efectos secundarios de la medicación.
  6. Toxinas (de varias fuentes)
  7. Alimentos apetitosos
  8. algunos virus
  9. Inflamación de la boca y los labios (estomatitis)
  10. Infección en las vías respiratorias superiores.

¿Cuándo es normal la baba de gato?

Algunos gatos babean con frecuencia mientras se frotan contra objetos o ronronean. Cuando los gatos llegan a la edad adulta, el contenido da como resultado el amasado, que se asocia con la alimentación y estimula el babeo. Si tu gato comienza a babear en tu regazo, es perfectamente normal.

Los gatos no suelen babear al ver la comida como lo hacen los perros. Además, todavía es posible, pero probablemente no tengas que preocuparte si tu gato solo babea cuando huele o ve comida y no en otros momentos.

Babeo en gatos que es anormal

Si el gato babea sin parar, puede haber un problema de salud si no hay conexión entre el babeo, la felicidad o la comida. Incluso si el gato parece saludable, debe llevarlo a un veterinario al menos una vez al año para controles regulares de bienestar. El veterinario puede identificar problemas antes de que su gato muestre síntomas.

Debe comunicarse de inmediato con su veterinario si nota un babeo inusual entre los controles regulares. Su gato puede someterse a pruebas. El babeo en los gatos puede significar varios problemas de salud que requieren atención médica urgente.

Palabras finales

Después de obtener información sobre los gatos en este artículo, puede concluir que babear en los gatos es normal a menos que la salivación ocurra en exceso. Considere llevar al gato a su veterinario para examinar la causa del babeo excesivo en los gatos.