Diagnóstico y tratamiento del síndrome de Horner en gatos

Publicado por Jaclyn

Actualizado en

El blog I Love Veterinary está respaldado por lectores, y podemos ganar una comisión de los productos comprados a través de los enlaces en esta página, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre nosotros y nuestro proceso de revisión de productos >

Definición del síndrome de Horner en gatos

La caída facial puede ser bastante común y evidente en la cara de un gato. Pero, ¿qué lo causa? En este artículo, discutimos el Síndrome de Horner. El síndrome de Horner ocurre cuando el nervio parasimpático se vuelve disfuncional. Esto provoca un efecto bola de nieve de signos clínicos que, agrupados, se conoce como Síndrome de Horner. ¡Lea a continuación para obtener más información al respecto! 

Las causas y los signos clínicos del síndrome de Horner felino

Es importante entender que el Síndrome de Horner no es una enfermedad en sí misma sino un fenómeno que ocurre cuando todos los signos clínicos están presentes. Estos signos clínicos incluyen:

  • Ptosis (caída unilateral del párpado, del lado afectado)
  • Babeo
  • Inclinación de cabeza
  • Ataxia (coordinación) 
  • anisocoria (tamaño desigual de la pupila)
  • Miosis (pupila contraída/más pequeña de lo normal en el lado afectado)
  • Tercer párpado sobresaliente
  • Inflamación alrededor del ojo afectado
  • enoftalmos (el ojo afectado parece hundido) 

El síndrome de Horner es causado principalmente por un traumatismo en el sistema nervioso simpático. Esto puede provenir de un traumatismo en el cuello, la médula espinal o la cabeza. Puede deberse a un traumatismo contundente como ser atropellado por un automóvil, heridas por mordeduras de una pelea, enfermedad del disco intervertebral, enfermedad ocular retrobulbar, tumores que presionan o dañan estas áreas, coágulos de sangre o enfermedad del oído medio.

Gato acostado, diagnóstico y tratamiento del síndrome de Horner en gatos - I Love Veterinary

¿Cuáles son las opciones de tratamiento disponibles?

Afortunadamente, es menos probable que los gatos tengan Idiopático (causa desconocida) Síndrome de Horner y, por lo tanto, más fácil identificar una causa. Identificar la causa exacta determinará el curso de tratamiento de sus veterinarios. 

Si se identifica la causa subyacente, entonces es vital que se trate. Mientras tanto, su veterinario realizará una lista de pruebas de diagnóstico para descartar otras enfermedades y posiblemente encontrar la causa de esta condición. Las pruebas incluyen exámenes de oído, tomografías computarizadas, radiografías, examen neurológico, examen físico con un historial completo, hemograma completo, perfil bioquímico y análisis de orina. 

Se realizarán todas estas pruebas, siempre que su gato no esté en un estado de estrés extremo o que no sufra lesiones que pongan en peligro su vida. Si su gato es su veterinario, primero lo estabilizará y luego lo examinará. Estas pruebas ayudarán a identificar lo que está pasando con su gato. 

También se puede realizar una prueba de fenilefrina para localizar el daño del nervio simpático. Esta prueba obliga a la pupila a dilatarse y mide cuánto tiempo tarda en volver a su estado normal. Si lleva mucho tiempo, esto es indicativo de qué tan lejos está el daño del nervio en la proximidad del ojo. 

Las gotas para los ojos a menudo se prescriben para mantener los ojos de su gato lubricados adecuadamente, ya que su respuesta de parpadeo no funciona. La lubricación ayudará a evitar las úlceras corneales causadas por la incapacidad de tu gato para parpadear. Si el ojo de su gato permanece dilatado, se le pueden administrar gotas de fenilefrina para corregirlo. Por supuesto, si hay un tumor que presiona o causa inflamación en el nervio, la extirpación quirúrgica puede ser una opción. 

Radiografía de gato en veterinarios, Diagnóstico y tratamiento del síndrome de Horner en gatos - I Love Veterinary

¿Se pueden confundir otras dolencias con el síndrome de Horner?

Es importante entender que el Síndrome de Horner es un grupo de signos clínicos particulares que ocurren simultáneamente y no una enfermedad en sí misma. Dicho esto, algunas otras dolencias pueden confundirse con el síndrome de Horner. Descartar todo esto es esencial cuando se trata del pronóstico y el tratamiento de tu gato en el futuro. 

Infecciones graves del oído interno puede causar parálisis facial, así como inclinación de la cabeza y ataxia. Es por eso que es esencial que su veterinario realice una evaluación exhaustiva del oído. La deshidratación severa también puede hacer que el tercer párpado de tu gato sobresalga. Otros dos trastornos, la parálisis de Haw y el síndrome de Key-Gaskell (disautonomía felina), también imitan los signos clínicos del síndrome de Horner. 

La parálisis de Haw recibe su nombre porque el tercer párpado de los caballos se llama haw. Es una condición donde se desconoce la causa; sin embargo, parece estar relacionado con la enfermedad gastrointestinal inflamatoria. Esta parálisis da como resultado la elevación de ambos terceros párpados. El síndrome de Key-Gaskell es un trastorno grave y raro del sistema nervioso autónomo. El síndrome de Key-Gakell muestra signos clínicos de pupilas dilatadas, retención urinaria, tercer párpado elevado y estreñimiento

¿Qué es el Sistema Nervioso Simpático?

Ahora, para entender completamente por qué su daño puede conducir al Síndrome de Horner, debemos entender qué hace el sistema nervioso simpático. El sistema nervioso simpático es responsable de la respuesta de “lucha o huida”. Si tu gato se encuentra en una mala situación, digamos una pelea de gatas (jaja), su cuerpo tendrá respuestas involuntarias. 

La dilatación de las pupilas les permitirá ver mejor; una frecuencia cardíaca más rápida bombeará más sangre para permitirles reaccionar más rápido y tensar los músculos, por nombrar algunos. El sistema nervioso parasimpático es lo que nos permite "descansar y digerir", restaurando el cuerpo a su estado de calma y permitiendo la recuperación; cuando se produce daño en el sistema nervioso simpático, el sistema nervioso parasimpático se ve obligado a tomar el control, lo que da como resultado los numerosos signos clínicos que componen el síndrome de Horner. 

Sistema nervioso felino, diagnóstico y tratamiento del síndrome de Horner en gatos - I Love Veterinary

Los tres órdenes de lesiones

La vía nerviosa afectada por el síndrome de Horner se divide en tres grupos, neuronas de primer orden, neuronas de segundo orden y neuronas de tercer orden. Estos grupos ayudarán a su veterinario a localizar el área afectada. 

Ubicar qué área del sistema nervioso simpático es una parte extremadamente importante para determinar cuánto daño ocurre. Las neuronas de primer orden se ven afectadas por problemas como tumores, accidentes cerebrovasculares, enfermedad intervertebral herniada y embolias fibrocartilaginosas.  

Las neuronas de segundo orden se ven afectadas cuando se producen lesiones o enfermedades en el tronco de tu gato. Por ejemplo, estirar demasiado los brazos de un gato, un tumor en el pecho o incluso tirar demasiado fuerte de la correa que resulte en una lesión en el cuello puede causar una lesión aquí. 

Las lesiones de tercer orden se asocian con problemas del oído medio y enfermedad vestibular. Es por eso que su veterinario necesita realizar un examen de oído. También pasa a ser el tipo más común de lesión. 

Pronóstico y tasa de recuperación del síndrome de Horner en gatos

La el pronóstico dependerá de la causa subyacente. Si su gato necesita cirugía para extirpar un tumor, la tasa de recuperación dependerá de la profundidad de la cirugía es. Es importante seguir y adherirse a todas las instrucciones dadas por su veterinario. 

Enviar el tumor para una biopsia también determinará el pronóstico de tu gato. Si el tumor es maligno y está en el tórax, el pronóstico es de malo a reservado. Si el trauma fue el problema subyacente y su gato no tiene otros problemas, entonces el pronóstico probablemente sea bueno. A veces, el daño puede ser irreversible, pero afortunadamente, la mayoría de las veces se resolverá solo. Sin embargo, puede tardar hasta 16 semanas en resolverse por completo. 

El anestesiólogo prepara al gato para una cirugía, Diagnóstico y tratamiento del síndrome de Horner en gatos - I Love Veterinary

Resumen 

Determinar la condición que resulta en este fenómeno es extremadamente importante. A través de pruebas precisas, su veterinario se asegurará de llegar al fondo del asunto. Entre las radiografías, la resonancia magnética y un examen completo del oído, se puede identificar la ubicación de la lesión.

Una vez que se encuentra en la ubicación adecuada, se puede administrar el tratamiento. Es importante tratar también los signos clínicos del síndrome de Horner para evitar problemas secundarios. Cuanta más información esté disponible, mejor a la hora de tratar el síndrome de Horner.

Permitir que su veterinario haga lo necesario para localizar la lesión acelerará el tratamiento que necesita su gato y ayudará a un buen pronóstico. Con el diagnóstico, el tiempo y el tratamiento adecuados, es de esperar que tu gatito esté en camino a una pronta recuperación.

Compartir es cuidar!

AUTOR

Jaclyn es técnica veterinaria autorizada (LVT) y tiene una licenciatura en periodismo. Combinar sus dos intereses, la escritura y la medicina veterinaria, es una verdadera pasión. Jaclyn ya creó su propio blog llamado The Four Legged Nurse. Tiene la suerte de tener dos hijos, un marido maravilloso y cuatro devotos bebés peludos. En su tiempo libre le encanta pasar tiempo con su familia, leer y montar a caballo.

Recomendado

como limpiar una herida de perro

Pet First Aid 101: Cómo limpiar una herida de perro

Lectura de 7 min

pedialita para perros

Pedialyte para perros: 2024 actualizado

Lectura de 8 min

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

¡Envíe su correo electrónico a continuación para unirse al equipo de I Love Veterinary y disfrutar de noticias periódicas, actualizaciones, contenido exclusivo, novedades y más!