EII en gatos: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Kaylee Ferreira

Publicado por Dra. Kaylee Ferreira

Revisado por Natasha Boycheva

Actualizado en

El blog I Love Veterinary está respaldado por lectores, y podemos ganar una comisión de los productos comprados a través de los enlaces en esta página, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre nosotros y nuestro proceso de revisión de productos >

Descubra todo lo que necesita saber sobre la EII en gatos. Descubra los misterios detrás de esta condición que afecta la salud gastrointestinal felina. Conozca los síntomas, las causas y las estrategias de manejo.

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal?

La enfermedad inflamatoria intestinal, o EII en gatos, es una afección compleja que desconcierta a los dueños de mascotas y a los veterinarios.

Esta intrigante afección afecta al tracto gastrointestinal o gastrointestinal y se presenta como una inflamación crónica que altera el procesamiento y la absorción estándar de nutrientes vitales. 

¿Cómo afecta la EII a los gatos?

En general, la enfermedad inflamatoria intestinal en gatos es una afección en la que el revestimiento del tracto gastrointestinal se inflama crónicamente. Esto interfiere con la capacidad del gato para digerir adecuadamente los alimentos y absorber nutrientes, provocando malestar y muchos problemas de salud.

¿Qué causa la EII en los gatos?

Aunque aún no se ha determinado la causa exacta, los veterinarios creen que muchos factores contribuyen al desarrollo de la enfermedad inflamatoria intestinal en los gatos.

Esta situación dificulta que los dueños de mascotas y sus veterinarios puedan distinguir a los culpables del dolor y el malestar del gato. 

Algunas de las predisposiciones a la EII son las siguientes:

Edad

Los gatos de mediana edad y mayores son estadísticamente los más afectados. Esto muestra que su sistema inmunológico cambia a medida que los gatos envejecen, y el desgaste del revestimiento gastrointestinal es crucial.1].

Genética

No hay evidencia de predisposición racial a la EII, pero algunas estadísticas muestran que los gatos siameses y otras razas de gatos asiáticos se ven más afectados que otros. Los veterinarios creen que un marcador hereditario influye en la probabilidad de que el gato padezca EII.2].

Dieta y alergias

Ciertas intolerancias a las proteínas desencadenan muy a menudo una respuesta inflamatoria característica de la EII. Algunos gatos desarrollan sensibilidad a la proteína de la carne de res, otros a los lácteos e incluso al pescado, lo que provoca una inflamación crónica del tracto gastrointestinal cuando estas proteínas forman parte de su dieta. 

Infecciones

Las infecciones parasitarias y bacterianas pueden ser cruciales en el desarrollo de EII en felinos. Infecciones crónicas por parásitos unicelulares, como Giardia duodenal u otros gusanos intestinales, pueden causar inflamación e irritación severas en las paredes intestinales.

Lo mismo se aplica a las infecciones crónicas por bacterias gastrointestinales. 

De Anónimo: "Giardia encontrada en el flotador fecal de un gato".

Publicado por Me encanta la medicina veterinaria El sábado, febrero 23, 2019

Signos y síntomas clínicos de la EII en gatos

La EII, o enfermedad inflamatoria intestinal en felinos, es una afección compleja que puede afectar drásticamente la calidad de vida de los gatos.

Los diversos síntomas de esta afección se encuentran por todo el mapa clínico, pero podemos dividirlos en síntomas sistémicos y gastrointestinales. 

Comprender cómo se manifiesta esta enfermedad es crucial para la detección temprana y el manejo exitoso de los síntomas. 

Síntomas gastrointestinales

EstadoDescripción
Vómitos crónicosLos vómitos en los gatos con EII suelen ser intermitentes, pero se vuelven más frecuentes con el tiempo a medida que la afección se vuelve más grave.
Diarrea crónicaAl igual que los vómitos, comienza de forma intermitente pero empeora si no se trata.
Cambios en el apetitoLos gatos con EII pueden tener períodos de inapetencia o períodos de comer en exceso. En casos graves de EII, PICA se puede ver el desorden
La caquexiaLos síntomas de la EII en gatos pueden progresar a caquexia o disminución de peso, tono muscular y grasa a pesar de un apetito normal o aumentado.
Bolas de peloMuy a menudo, un aumento en bolas de pelo Es evidente debido al aseo excesivo causado por molestias gastrointestinales.
FlatulenciaLos gatos con enfermedad inflamatoria intestinal sufren una mayor acumulación de gases, a menudo con mal olor.
Malestar estomacalLos fuertes gorgoteos o ruidos sordos del abdomen suelen ser un ruido de fondo familiar para los gatos con enfermedad inflamatoria intestinal.
Heces brillantes y sangrientasLa aparición de sangre es menos común en felinos con EII, pero indica inflamación grave u otras complicaciones.

Síntomas sistémicos

  • Letargo: Los gatos con EII pierden interés en las actividades, lo que disminuye sus niveles de energía, pero esto puede variar. 
  • Alergias de la piel: En estos pacientes, la piel del gato puede causar picazón e irritación, lo que lleva a que se arregle demasiado y/o se rasque. 
  • Enfermedades concurrentes: Los gatos que padecen EII pueden ser propensos a pancreatitis, daño hepático y otras afecciones que pueden complicar el diagnóstico y el tratamiento.

Cómo los veterinarios diagnostican la EII felina

El diagnóstico de la Enfermedad Inflamatoria felina (EII) siempre requiere un abordaje exhaustivo. Los veterinarios utilizan muchos procedimientos, tanto invasivos como no invasivos, para determinar y descartar síntomas y sus causas y confirmar el diagnóstico.

Los veterinarios utilizan muchas herramientas de diagnóstico para completar el cuadro clínico y desarrollar un plan de tratamiento adecuado y eficaz adaptado a cada paciente felino. 

Procedimientos de diagnóstico no invasivos

Estos procedimientos no invasivos suelen ser el primer paso en el diagnóstico de un paciente, lo que permite a los veterinarios evaluar la salud general del paciente y encontrar e identificar cualquier anomalía que pueda indicar EII u otras afecciones similares. 

Rayos X 

Una radiografía del abdomen ayuda a identificar cualquier anomalía en el tamaño y la forma del estómago y los intestinos. 

Ultrasonido

Las máquinas de ultrasonido brindan una vista más detallada del tracto gastrointestinal y la posibilidad de identificar cualquier engrosamiento de la pared de los intestinos, que es un signo común de EII. 

Análisis de sangre

Un simple análisis hematológico puede mostrar si el gato tiene alguna infección o inflamación. 

Análisis de bioquímica

Un perfil bioquímico ayuda a los veterinarios a evaluar la función de órganos vitales y descartar otras enfermedades que pueden imitar los síntomas de la EII. 

Pruebas fecales

Las pruebas fecales son un método para descartar parásitos gastrointestinales que pueden causar síntomas de EII. 

Urinalysis

Este examen ayuda a evaluar la función renal y posibles infecciones del tracto urinario (que pueden ocurrir junto con problemas gastrointestinales). 

Medición de los niveles de B12 y folato

Es una prueba crítica porque muchos gatos que padecen EII tienen dificultades para absorber estas vitaminas de su comida, lo que provoca deficiencias que pueden empeorar su condición. 

Procedimientos invasivos

Cuando los procedimientos no invasivos no logran proporcionar un diagnóstico definitivo, los veterinarios exploran procedimientos invasivos para encontrar una respuesta. 

  • biopsia gástrica es el estándar de oro entre los veterinarios para diagnosticar la EII felina. Permite el examen directo del tejido intestinal quirúrgicamente o con endoscopia. 
  • endoscopia Es una opción menos invasiva que los procedimientos invasivos. Consiste en introducir un tubo flexible a través del recto o la boca, una pequeña cámara que visualiza el tejido afectado y una pequeña pinza para tomar una muestra para biopsia. 
  • An laparotomía exploradora es una herramienta cuando los veterinarios se enfrentan a casos más complejos; Realizan una cirugía abdominal exploratoria para obtener muestras de tejido y evaluar el alcance de la afección. 

Cómo tratar la EII en gatos

Para tratar con éxito la EII, es fundamental tratar la inflamación subyacente del tracto gastrointestinal y aliviar cualquier síntoma. 

Esto incluirá una combinación de medicamentos, cambios en la dieta y, en algunos casos, terapia alternativa. 

Tratamiento de parásitos intestinales

Los parásitos intestinales en los gatos a menudo imitan los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal, lo que dificulta el diagnóstico. Los síntomas incluyen pérdida del apetito, pelaje opaco, vómitos, diarrea, tos, sangre o moco en las heces y vientre redondeado.

Desparasitadores para gatos son un paso inicial en el tratamiento de la EII, descartando que los parásitos sean la causa de los problemas gastrointestinales. Las pastillas antiparasitarias comerciales eficaces se dirigen a parásitos comunes como lombrices intestinales, anquilostomas y tenias.

Los parásitos intestinales más comunes en los gatos son los nematodos (Toxocara Cati y toxocara leonina), que están presentes en el 25% de los adultos y el 75% de los gatitos. Si la infestación con estos parásitos es demasiado importante, puede producirse una obstrucción intestinal.3].

gusanos redondos bajo un microscopio
Por Kristen Eileen: “¡Lombrices intestinales en abundancia!”

Anquilostomas (ancilostoma y Urticaria) son menos frecuentes, pero todavía se sitúan entre el 10% y el 60%. Una infestación se manifiesta con heces oscuras o alquitranadas, ya que los gusanos causan sangrado en los intestinos.4].

Tenias, o cestodos, son muy comunes en los gatos, que se infectan al ingerir pulgas infectadas mientras se acicalan. Sin embargo, estos parásitos intestinales no causan daños graves a la salud del animal. 

Tenias vomitadas por un gato examinado por un veterinario

Los medicamentos antiparasitarios generalmente los prescribe y administra el veterinario bajo su supervisión para garantizar la dosis correcta y evitar efectos secundarios. 

Cambios en la dieta

La dieta juega un papel esencial en el control de la enfermedad inflamatoria intestinal en los gatos. Siempre comienza con una prueba de comida.

Esta prueba consiste en una combinación de comida para gatos con EII baja en grasas, rica en fibra y, muy a menudo, hipoalergénica. El objetivo es encontrar y eliminar irritantes o alérgenos alimentarios. 

  • Proteínas a evitar: Las pautas sugieren evitar alimentar al gato con proteínas que se hayan probado antes e introducir una nueva fuente de proteína o proteína hidrolizada.
  • Ensayos alimentarios: Cualquier prueba alimentaria suele durar de ocho a 12 semanas y requiere alimentar al gato con comida para gatos con EII que contenga solo la nueva proteína. Los dueños de gatos deben evitar darles bocadillos, golosinas y sobras de la mesa durante la prueba alimentaria.

El éxito del cambio de dieta puede tardar varias semanas, por lo que es fundamental tener paciencia y cumplir las reglas. 

Otros medicamentos

Medicina occidental

A veces, el control de la EII en felinos requiere el uso de otros medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas, reducir la inflamación y ayudar con las deficiencias de nutrientes. 

MedicamentosEfecto
MetronidazolUn medicamento antibiótico/antiprotozoario con propiedades antiinflamatorias.
Los corticosteroidesPotentes antiinflamatorios se utilizan a menudo en gatos con EII cuando otros tratamientos no logran ayudar a controlar los síntomas.
inmunosupresoresEn casos graves, puede ayudar a controlar la respuesta del sistema inmunológico.
Prebióticos y probióticosPotentes herramientas para restaurar y mantener un equilibrio saludable de las bacterias intestinales, aliviando algunos síntomas de EII en gatos
Suplementos de B12Útil cuando las deficiencias de B12 son comunes en gatos con EII y requieren suplementos orales o inyectables.
Gotas complejas de vitamina B-12 líquida para perros y gatos - Formulado veterinario nutricionalmente equilibrado - Energía, apetito, estado de ánimo - Recuperación - Ayuda a la cognición y el cerebro, las articulaciones, la piel y la digestión
8 Comentarios
Gotas complejas líquidas de vitamina B-12 para perros y gatos – Formulado veterinario nutricionalmente equilibrado – Energía, apetito, estado de ánimo – Recuperación – Ayuda a la cognición y el cerebro, las articulaciones, la piel y la digestión
  • Nuestra fórmula es una forma saludable de B12 que no necesita convertirse metabólicamente y está formulada para todas las razas y tamaños de perros y gatos. Gotas líquidas de complejo de vitamina B-12 para perros y gatos – Formulado por veterinarios – Efectivo para todos los animales – Energía, apetito, estado de ánimo – Recuperación – Nutricionalmente equilibrado – Ayuda a la cognición y el desarrollo del cerebro, las articulaciones, la piel y la digestión

Medicina alternativa

Cuando la medicina occidental no logra brindar alivio a los gatos que padecen enfermedad inflamatoria intestinal, la medicina alternativa puede ayudar a los dueños de gatos a tratar el SII en gatos de forma natural.

MedicamentosEfecto
PsylliumUna fibra soluble con propiedades laxantes que benefician a los gatos con colitis EII. Es un extracto de Plantago, que crece en todo el mundo pero prevalece en la India.
Omega-3 Ácidos GrasosDerivado de aceites de pescado. Ayuda a reducir la inflamación gastrointestinal y protege la pared intestinal. 
La glutamina Un aminoácido que reduce la recurrencia de la colitis al regular negativamente la expresión y activación de genes proinflamatorios.
La curcuminaUn compuesto de cúrcuma que disminuye la oxidación de lípidos, el daño tisular y las citoquinas inflamatorias.

Cuándo contactar al veterinario

Si su gato presenta síntomas como vómitos crónicos, diarrea, pérdida de peso o cambios en el apetito, consulte a su veterinario de inmediato.

Esté atento a los signos persistentes, ya que el diagnóstico temprano es vital para prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida de su gato.

Algunos enmascaran su dolor hasta que llegan a la etapa terminal de la enfermedad inflamatoria intestinal en los gatos. Esté atento a letargo, pelaje opaco u otros signos de deterioro de la salud y busque atención veterinaria de inmediato.

¿Cuál es la perspectiva para los gatos con EII?

El pronóstico para los gatos con EII puede variar de un gato a otro, pero con un tratamiento médico y dietético adecuado, muchos pueden llevar una vida cómoda y relativamente cotidiana.

La clave del éxito en el tratamiento de la EII en gatos es un diagnóstico temprano y preciso, un plan de tratamiento individualizado y abordar cualquier causa subyacente. 

Gestión Exitosa 

El tratamiento de la EII en gatos gira en torno a una combinación de cambios en la dieta, algunos medicamentos para controlar los síntomas y suplementos para corregir las deficiencias de nutrientes.

Los seguimientos regulares con su veterinario son cruciales para controlar la salud de su gato y su respuesta al tratamiento. 

Aunque la EII es una enfermedad crónica que requiere tratamiento de por vida, muchos gatos responden bien a un plan de tratamiento personalizado y viven una vida normal.

La vigilancia y la determinación del dueño del gato en el tratamiento son cruciales e influyen significativamente en los resultados positivos. 

Consideraciones Finales:

En los gatos, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es una afección grave con consecuencias potencialmente mortales si se ignora.

Provoca dolor, vómitos intermitentes, diarrea, falta de aseo o aseo excesivo debido a molestias abdominales y cambios en el apetito.

El diagnóstico temprano, el tratamiento médico, la atención atenta y los ajustes dietéticos son cruciales para controlar los síntomas y mantener el bienestar del gato.

¿Se puede curar la EII en gatos? 

No, pero el dueño de un gato vigilante puede controlarlo eficazmente con la combinación adecuada de compromiso, dieta, medicación y atención veterinaria regular. 

¿Qué alimento deben evitar los gatos con EII? 

-Comida para gatos con alto contenido de grasa (comida enlatada/húmeda, fórmulas de leche para gatitos, comida cruda o liofilizada)
-Productos lácteos 
-Alimentos con saborizantes, colorantes o conservantes artificiales (comida enlatada para gatos) 
-Alérgenos alimentarios que previamente han causado malestar gastrointestinal en el gato. 
-Proteínas de la carne que previamente han causado malestar gastrointestinal en el gato.

¿Los corticosteroides causan efectos secundarios en gatos con EII? 

Sí, se sabe que los corticosteroides causan algunos efectos secundarios, como aumento de la micción y la sed, aumento del apetito y riesgo de diabetes si se usan por mucho tiempo. 

¿Mi gato tiene que tomar esteroides por el resto de su vida? 

No necesariamente. La duración del tratamiento con corticosteroides depende de cada gato.

Algunos gatos requieren terapia a largo plazo; otros toman media dosis o ningún esteroide. Todo depende de la respuesta del gato.

¿La EII en los gatos pone en peligro la vida? 

No directamente, pero si no se trata, esta afección provoca muchos problemas de salud, como deshidratación y desnutrición.

¿Cuánto tiempo viven los gatos con EII? 

Si se diagnostica a tiempo y se trata adecuadamente, un gato con EII puede vivir una vida normal. 

¿Los gatos con EII siempre tienen hambre? 

No siempre, pero muchos gatos experimentan cambios en el apetito y un aumento del hambre, especialmente si el dueño no controla su condición con la medicación adecuada. 

¿La EII en los gatos es dolorosa? 

Esta afección puede causar molestias, dolor en el tracto gastrointestinal y síntomas como calambres. 

Compartir es cuidar!

Kaylee Ferreira

AUTOR

La Dra. Kaylee Ferreira, una veterinaria sudafricana de Johannesburgo, se destaca en diversas funciones veterinarias. Fundadora de Kubuntu Veterinary Services, es una dedicada amante de los animales y aventurera.

Recomendado

¿Por qué los perros comen hierba?

¿Por qué los perros comen hierba?

Lectura de 4 min

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

¡Envíe su correo electrónico a continuación para unirse al equipo de I Love Veterinary y disfrutar de noticias periódicas, actualizaciones, contenido exclusivo, novedades y más!