La gravedad de la anemia en los gatos

¿Qué es la anemia en los gatos? 

La anemia ocurre cuando la concentración de glóbulos rojos en el sistema circulatorio es más baja de lo esperado. Los veterinarios consideran que la anemia en los gatos es una afección grave. La concentración estándar de glóbulos rojos de un gato es del 25-45 %. 

Los veterinarios se refieren a la concentración de glóbulos rojos como volumen de células empaquetadas (PCV) o hematocrito. Un valor de PCV inferior al 25% indica que un gato está anémico. 

lindo gatito

¿Se puede tratar la anemia felina de forma natural?

La médula ósea produce glóbulos rojos (RBC), que ingresan a la circulación una vez que maduran. La responsabilidad principal del RBC es transportar oxígeno y nutrientes por todo el cuerpo. 

La vida útil de un glóbulo rojo es de alrededor de setenta a ochenta días, pero si se ven comprometidos, el cuerpo tarda aproximadamente dos semanas en reemplazarlos. 

Hay varias causas para la anemia con varias opciones de tratamiento médico, incluidas alternativas holísticas para los propietarios que se preguntan cómo tratar la anemia en los gatos de forma natural. 

¿Cuales son los signos y síntomas?

Los glóbulos rojos producen el color rosado que los dueños observan cuando observan el color de las encías de sus mascotas. Los cambios en el color de las encías también pueden deberse a la disminución de la presión arterial, pero un color de las encías de color rosa ceniciento o blanco es un claro indicador de un problema grave en el sistema circulatorio. 

Cuando los veterinarios investigan la anemia en los gatos, los síntomas que los propietarios pueden notar incluyen los siguientes: 

  • Han disminuido los niveles de energía.
  • Muestran un interés reducido en su entorno, ejercicio o actividades de juego. 
  • Aumento de los intervalos de sueño. 
  • Se producen cambios en el color de las encías de un gato, la parte blanca del ojo (esclerótica) o los párpados. Los cambios de color asociados con la anemia varían de rosa pálido a blanco, pero el amarillo también es un signo de anemia en etapas posteriores debido a la descomposición de los glóbulos rojos viejos.
  • Si no hay suficientes glóbulos rojos, el cuerpo no puede obtener suficiente oxígeno y algunos gatos comenzarán a jadear, respirar con la boca abierta y desarrollar un ritmo cardíaco acelerado.  
  • Los vómitos y las heces pastosas de color negro oscuro también ocurren en los casos de anemia en etapa terminal. 

Las causas de la anemia en los gatos

Las causas de la anemia dependen de qué condición de salud conduce a la disminución de los glóbulos rojos. 

Las tres condiciones predominantes incluyen las siguientes:

  • La destrucción de los glóbulos rojos.
  • La pérdida de glóbulos rojos.
  • La incapacidad para producir nuevos glóbulos rojos.

La destrucción de los glóbulos rojos

Hay varias razones por las que los glóbulos rojos sufrirían destrucción en el sistema circulatorio. Esta destrucción descompone los glóbulos rojos antes de que el cuerpo pueda reponer la reserva, a menos que un veterinario diagnostique y trate la causa.

Las causas infecciosas de la destrucción de glóbulos rojos resultan del sistema inmunitario del cuerpo que reconoce los patógenos dentro de la célula y luego los ataca para su destrucción. Algunos parásitos también provocan la ruptura de los glóbulos rojos después de la replicación, lo que libera más parásitos a la circulación. 

Las principales causas infecciosas en los gatos incluyen Mycoplasma haemofelis, Mycoplasma haemominutum, Babesia felis y Cytauxzoon felis.

El sistema inmunológico de un gato puede destruir los glóbulos rojos en presencia de una enfermedad autoinmune. El cuerpo ataca sus propias células, confundiéndolas con patógenos extraños, lo que lleva a la anemia. La anemia hemolítica inmunomediada en gatos es una afección con graves implicaciones para la salud y no siempre es fácil de tratar.

El cáncer, el virus de la leucemia felina y ciertos químicos o toxinas tienen el potencial de desencadenar una reacción autoinmune. 

Las toxinas que causan anemia en los gatos incluyen ajo, cebolla, zinc, acetaminofeno o paracetamol. Estas toxinas causan daño oxidativo a los glóbulos rojos que provocan su ruptura, lo que a menudo conduce a complicaciones graves para el corazón, los pulmones y los riñones; el daño oxidativo produce anemia con cuerpos de Heinz en los gatos.

La pérdida de glóbulos rojos

La pérdida de sangre causa anemia al disminuir el volumen de sangre en el sistema circulatorio. Las causas más comunes de pérdida de sangre son los traumatismos que provocan una hemorragia importante, los trastornos de la coagulación, las infecciones parasitarias internas o externas y el cáncer.

La anemia por pulgas en los gatos es la forma más frecuente de anemia en los gatitos. Las garrapatas y los gusanos, como el anquilostoma, parasitan la sangre de los gatos, y las infestaciones graves dan como resultado una disminución significativa de las concentraciones de glóbulos rojos.

Gato calico

Incapacidad para producir glóbulos rojos

La vida útil de un glóbulo rojo es de solo dos semanas, y si el cuerpo no puede producir cantidades adecuadas de sangre para reponer las células caducadas, se produce una anemia drástica. Esta anemia es grave y necesita atención veterinaria lo antes posible.

Los factores que afectan la producción de glóbulos rojos incluyen enfermedades crónicas, patología de la médula ósea, cáncer o sustancias químicas tóxicas. 

Los diferentes tipos de anemia felina

Los médicos se refieren a los dos tipos de anemia como regenerativa o no regenerativa. Al comparar la anemia regenerativa con la no regenerativa, la diferencia más perceptible es el pronóstico. La mayoría de las anemias no regenerativas tienen un mal pronóstico.

La anemia regenerativa indica que el cuerpo puede reponer los glóbulos rojos perdidos a través de la eritropoyesis. Las células pueden mostrar signos de células prematuras, conocidas como reticulocitos, que son expulsadas de la médula debido al aumento de la demanda. Un alto recuento de reticulocitos indica una respuesta adecuada para combatir la pérdida de glóbulos rojos.

La mayoría de las anemias regenerativas ocurren debido a la pérdida de sangre aguda o crónica y mejorarán si se tratan adecuadamente. 

La anemia no regenerativa en gatos ocurre cuando no hay una respuesta adecuada de la médula ósea a la disminución del nivel de glóbulos rojos. Si la médula ósea está comprometida o el cuerpo no puede producir los mensajeros adecuados para desencadenar la eritropoyesis, el cuerpo no puede corregir el estado de anemia. 

Los riñones producen eritropoyetina, la hormona que desencadena la producción de sangre en la médula ósea. Si los riñones se ven comprometidos debido a insuficiencia renal o lesión renal aguda, la producción de glóbulos rojos disminuye significativamente. 

Algunos cánceres también afectan la médula ósea; si no hay respuesta de la médula ósea, los veterinarios pueden considerar la anemia aplásica en los gatos.

¿Cuál es el tiempo promedio de recuperación?

Cuando se trata la anemia en gatos, el tiempo de recuperación depende de la gravedad y la causa. Los gatos con anemia avanzada requieren hospitalización, pruebas exhaustivas y una transfusión de sangre. La mayoría de las estancias en el hospital oscilan entre dos y siete días. Cuanto antes se diagnostique un gato anémico, mejor será el resultado.

¿Cómo se prueba y diagnostica la anemia en los gatos?

Hay varias causas de anemia en los gatos, por lo que un veterinario deberá realizar varias pruebas para tratar de determinar la patología subyacente. La prueba principal es la medición de la concentración de glóbulos rojos con un hemograma completo para cuantificar el hematocrito o PCV. Un veterinario considera que el gato está anémico si este valor está por debajo del 25 por ciento. 

La siguiente prueba ayuda a investigar la causa de la anemia:

  • Examen físico e historia clínica para considerar parásitos externos o posible exposición a toxinas.
  • Examen de frotis de sangre por un patólogo. 
  • Química sérica, balances de electrolitos y análisis de orina.
  • Flotación fecal para descartar parásitos internos.
  • Las imágenes de diagnóstico, como radiografías o ecografías, comprueban si hay sangrado activo o masas. 
  • Pruebas del virus de la leucemia felina y del virus de la inmunodeficiencia felina.
  • Biopsia de médula ósea. 

El veterinario tratante determina el número de pruebas realizadas en función de los resultados de la base de datos médica mínima y de los síntomas clínicos. 

¿Cómo curan los veterinarios la condición?

Cuando se enfrentan a una condición de salud compleja, los propietarios pueden preguntarse: "¿Cómo se trata la anemia en los gatos?"

Si la anemia pone en peligro la vida, los veterinarios pueden recomendar una transfusión de sangre. Los gatos tienen dos tipos de sangre, A y B, y es esencial obtener el tipo de sangre correcto antes de una transfusión para evitar una reacción inmunitaria adversa. Es vital tomar muestras antes de la transfusión para poder diagnosticar las posibles causas de la anemia. 

Una vez estable, el veterinario comenzará a controlar los síntomas y, una vez que haga un diagnóstico, podrá implementar un plan de tratamiento. El tratamiento depende de la causa desencadenante, pero la mayoría de los protocolos no relacionados con traumatismos incluyen esteroides, antibióticos, fármacos gastroprotectores y posibles intervenciones internas o internas. parásito externo controlar. 

Si la causa es un trauma, el tratamiento de la anemia del gato requiere detener la hemorragia con cirugía o un vendaje de presión. Las transfusiones de sangre, la terapia de fluidos y la administración de oxígeno ocurren si el paciente está gravemente comprometido o en shock hipovolémico. 

El manejo de la enfermedad renal crónica depende de la etapa de la insuficiencia renal, pero la mayoría de los tratamientos incluyen suplementos dietéticos, medicamentos para la presión arterial y gastroprotectores. El uso de medicamentos para simular la eritropoyetina puede ayudar a mejorar la anemia temporalmente.  

Debido a la naturaleza grave de la afección, la mayoría de los veterinarios no recomiendan un tratamiento holístico para la anemia en los gatos. 

gato haciendo una mueca

¿Qué sucede si la anemia felina no se trata?

La mayoría de los gatos sucumbirán a las complicaciones secundarias de la anemia si el dueño no toma medidas y trata la afección. 

El pronóstico y el resultado

El resultado de cada caso de anemia depende de la capacidad del individuo para responder al tratamiento. Los gatos tienen un buen pronóstico si la afección se detecta a tiempo y se trata con eficacia. 

Los gatos con anemia severa causada por cáncer, enfermedades autoinmunes o toxinas tienen un pronóstico más reservado. La posibilidad de estadías prolongadas y frecuentes en el hospital y medicamentos crónicos es una gran realidad para los gatos con anemia crónica.

Puntos clave

La anemia en los gatos necesita atención veterinaria inmediata, ya que la intervención y el tratamiento tempranos mejorarán enormemente el resultado de la afección si los médicos pueden tratarla de manera efectiva.