Osteosarcomas en perros y gatos

Actualizado en

El blog I Love Veterinary está respaldado por lectores, y podemos ganar una comisión de los productos comprados a través de los enlaces en esta página, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre nosotros y nuestro proceso de revisión de productos >

Osteosarcomas en perros y gatos o tumores óseos son masas de crecimiento celular anormal e incontrolable dentro del hueso. Pueden afectar el esqueleto axial (la columna vertebral, las costillas, la pelvis, la escápula y el cráneo) o, más a menudo, el esqueleto apendicular (las extremidades).

osteosarcomas en perros y gatos
De anónimo: “Osteosarcoma en una gata de 12 años. Entró porque se negaba a comer y estaba estreñida. Sacrificado humanamente.

Los tumores óseos se clasifican como tumores primarios o secundarios. Los tumores primarios se desarrollan y surgen en el hueso, y los tumores óseos secundarios se han diseminado desde el tejido adyacente.

Los tumores óseos más frecuentes son el osteosarcoma, el fibrosarcoma, el condrosarcoma y el hemangiosarcoma.

Osteosarcomas

El osteosarcoma es un tumor óseo de naturaleza maligna y es el tipo más común de tumor óseo entre perros y gatos. De hecho, el osteosarcoma es el tumor identificado en más del 95 % de las mascotas con cáncer de huesos.

No se ha encontrado una causa específica para la aparición del osteosarcoma, pero se cree que las mascotas con algún tipo de daño óseo previo tienen más riesgo (fracturas, radiación, enfermedades óseas, implantes ortopédicos o cirugía).

Es muy peculiar que esta enfermedad afecte de manera muy diferente a perros y gatos. En perros, el osteosarcoma es un tumor maligno extremadamente agresivo, mientras que en gatos es de características benignas y solo en la tercera parte de los casos.

Osteosarcoma en perros

radiografía de osteosarcoma en un perro

En los perros, el osteosarcoma es el tipo más común de tumor óseo. Afecta a perros de todas las razas, pero la prevalencia es mayor en perros de razas grandes. Debido a que el tumor es muy agresivo por naturaleza, tiende a hacer metástasis muy rápidamente.

Esta rápida progresión limita las estrategias de tratamiento, y los pacientes generalmente obtienen una amputación de la extremidad afectada (si el tumor es demasiado grande) seguida de quimioterapia.

Síntomas de osteosarcomas en perros

  • Hinchazón del hueso afectado seguida de cojera si el tumor se encuentra en una de las extremidades
  • Hinchazón o formación de una masa, si el tumor se localiza en el cráneo, la mandíbula o las costillas
  • Si el tumor se encuentra en la mandíbula o cerca, el síntoma puede ser dificultad para comer o masticar
  • Si el tumor se encuentra en el cráneo o la columna, se pueden notar síntomas neurológicos.
  • Con tumores ubicados en la caja torácica, la dificultad para respirar y la cojera pueden ser evidentes.
  • Letargo general, pérdida de apetito y pérdida de peso.

Osteosarcoma en gatos

Los felinos generalmente no contraen cánceres de huesos, pero cuando lo hacen, lo más probable es que sea un osteosarcoma. En el gatos que desarrollan osteosarcomas, el tumor es benigno en un tercio de los gatos afectados.

Cuando se trata de síntomas, en los gatos se limitan principalmente al área del cuerpo donde se encuentra el tumor. Por ejemplo, si el tumor se encuentra en la extremidad trasera izquierda, lo más probable es que el gato sienta debilidad solo en esa extremidad y no presente ningún otro síntoma de traumatismo.

Un síntoma como hinchazón que es dura al tacto o dolor puede ser evidente.

¿Cómo se diagnostican los osteosarcomas en perros y gatos?

Para empezar, el veterinario realizará una historia detallada del paciente con énfasis en la aparición de los síntomas. A esto le seguirá un examen físico y ortopédico completo junto con imágenes radiográficas del área afectada.

Esto se hace para descartar cualquier otra posible causa de cojera o dolor. Si las radiografías sugieren que hay algún tipo de crecimiento o cambio en el hueso, se realiza una biopsia para determinar la causa.

Si se diagnostica osteosarcoma, el veterinario ordenará radiografías de tórax o una tomografía computarizada para determinar si el tumor hizo metástasis o no. Los osteosarcomas son tumores que tienen un 90-95% de metástasis, y por lo general a los pulmones.

Tratamiento de osteosarcomas en perros y gatos

catéter intravenoso en perro

Si el tumor se localiza en una extremidad, el tratamiento habitual es la amputación seguida de quimioterapia agresiva para prevenir la metástasis. La amputación no siempre es una opción para todas las mascotas, pero por lo general, la mayoría de las mascotas que no tienen otros problemas de salud (aparte del osteosarcoma) viven muy bien sobre tres extremidades.

Cuando el tumor se encuentra en un lugar que no permite la amputación, la mejor opción de tratamiento es la radiocirugía estereotáctica. Este es un tipo de radioterapia con una precisión muy alta que administra dosis muy altas de radiación para dañar y matar la célula anormal del tumor.

Incluso con este tratamiento, la quimioterapia sigue siendo necesaria.

Con todos los protocolos de terapia, se recomienda proporcionar también un tratamiento paliativo para reducir el dolor y asegurar la comodidad de la mascota.

El pronóstico siempre depende de la ubicación del tumor y su gravedad. Las tasas de supervivencia son de uno a tres años después de la amputación o la radiocirugía estereotáctica. Pero algunos pacientes tienden a sorprender y superar las probabilidades.

Compartir es cuidar!

AUTOR

Proyecto dedicado a apoyar y ayudar a mejorar la Medicina Veterinaria. Compartir información y generar debates en la comunidad veterinaria.

Recomendado

pedialita para perros

Pedialyte para perros: 2024 actualizado

Lectura de 8 min

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

¡Envíe su correo electrónico a continuación para unirse al equipo de I Love Veterinary y disfrutar de noticias periódicas, actualizaciones, contenido exclusivo, novedades y más!