Vaginitis en perros - Causas, TRATAMIENTO, Pronóstico y [Más]

helen roberts dvm

Publicado por helen roberts

Actualizado en

El blog I Love Veterinary está respaldado por lectores, y podemos ganar una comisión de los productos comprados a través de los enlaces en esta página, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre nosotros y nuestro proceso de revisión de productos >

¿Qué es la vaginitis en perros?

vaginitis en perros es una condición en la que la vagina de las perras se inflama. La vaginitis puede afectar tanto a perros enteros como castrados (hembras sin sus órganos reproductivos). Puede ocurrir en cachorros y perros adultos. 

Hay algunas razones comunes por las que un perro puede desarrollar vaginitis, que se tratarán en este artículo y cómo se diagnostica y trata la vaginitis.

Perro enfermo y veterinario

Anatomía de la vagina de perra Explicado

Las perras son mamíferos, al igual que los humanos, lo que significa que tienen una anatomía muy similar a la de las hembras. 

Los principales órganos del aparato reproductor femenino se enumeran a continuación:

  • Ovarios: Las perras tienen dos ovarios, uno a cada lado del útero. Los ovarios son responsables de producir óvulos que son fertilizados por esperma para producir crías.
  • Trompas de Falopio: También llamados oviductos, conectan los ovarios con el útero. Los óvulos viajan por la trompa de Falopio para ingresar al útero para ser fertilizados.
  • Útero: El útero del perro tiene dos compartimentos, llamados cuernos. Esto es diferente de los humanos, que solo tienen un compartimento. Este espacio adicional es para permitir camadas de múltiples cachorros. El útero es donde los perros pasan de óvulos fertilizados a cachorros completamente desarrollados y listos para nacer.
  • Cuello uterino: Está adherido al útero y, la mayoría de las veces, está cerrado. Solo se abre brevemente durante el ciclo de celo de una perra para permitir la entrada de esperma al útero y durante el parto cuando los cachorros pasan por el cuello uterino al mundo exterior.
  • Vagina: Este es el tubo con paredes musculares que conecta el cuello uterino con la pared exterior.
  • Vulva: Esta es la estructura externa del tracto genital.

La vagina del perro es un tubo muscular que conecta los genitales externos (vulva) con los órganos reproductivos internos (cuello uterino, útero, trompas de Falopio y ovarios). A la salida de la vagina hay una estructura llamada vestíbulo, donde la vagina y la uretra se encuentran antes de terminar como la vulva de la perra. 

La vagina está revestida por células llamadas células escamosas (las mismas células que forman la piel). En una perra sana y sin vaginitis, la vagina tendrá un color rosado sin inflamación ni sangrado. 

En una perra intacta en celo, los labios (pliegues de piel a ambos lados de la vagina) se espesan y sobresalen, y la vagina presentará sangre. En un perro castrado, los labios no se notarán. Una pequeña cantidad de secreción clara es normal en perros esterilizados y los que no están en celo.

Signos clínicos de la vaginitis canina

Un perro con vaginitis tendrá algunos signos comunes. Sin embargo, tenga en cuenta que un perro con vaginitis no necesariamente tendrá todos estos signos. 

Aumento de la micción

Esto se debe a que la inflamación en el área es irritante, lo que hace que tu perro piense que necesita hacer sus necesidades.

Lamiendo excesiva de la vagina y la vulva

La irritación puede ser suficiente para que moleste a tu mascota, haciendo que se lama la zona.

Scooting o frotar el área

Similar a lo anterior, cuando la vagina está inflamada, esto puede ser irritante y hacer que tu perro frote el área para aliviarla.

Cambios en el flujo vaginal del perro

El flujo de tu perra puede ser blanco, rojo y más abundante si tiene vaginitis. 

Cambios en la vulva y la vagina canina

Puede notar que la vulva de su perra se agranda y las membranas mucosas (la parte interna rosada) se enrojecen e hinchan.

Si cree que su perro tiene vaginitis, programe una visita a su veterinario para que examine a su animal. Sin embargo, estos signos también pueden ser causados ​​por otras condiciones como piometra lo cual es muy grave, así que no se demore en llevar a su perro a ver.

Perro en la Clínica Veterinaria

Las causas de la vaginitis en los caninos

Muchas cosas pueden causar vaginitis en perros. Algunos de estos incluyen:

  • Infección del tracto urinario: Como se discutió anteriormente, la uretra sale hacia la vagina en el punto del vestíbulo. Si hay una infección en el tracto urinario, esto a menudo también afectará a la vagina.
  • Genitales impuros: Si la vulva y el ano de una perra no se mantienen limpios, las bacterias pueden proliferar y causar infección e inflamación. Es importante mantener limpio a su perro, especialmente si tiene problemas para hacerlo por sí mismo. Condiciones tales como artritis, diarrea, obesidad, y después del parto (después del parto) son momentos en los que es posible que su perro deba limpiarse con más frecuencia. Una toallita húmeda para bebés sin perfume puede funcionar bien para limpiar el área.
  • Incontinencia urinaria: en perros con La incontinencia urinaria, la orina puede gotear fuera de la vagina porque el esfínter urinario no funciona correctamente. 
  • Los defectos de nacimiento: Algunas perras nacen con uréteres ectópicos o mala conformación, lo que provoca acumulación de orina y vaginitis.
  • Tumores vaginales: Un tumor ubicado en la vulva o la vagina puede provocar vaginitis.
  • Cuidado : Las lesiones en la vagina o la vulva pueden causar vaginitis.
  • Cuerpos extraños: En algunos casos, objetos pequeños como semillas de cesped puede alojarse en la vagina, introduciendo infección e inflamación provocada por la irritación.
  • Vagina prepuberal (sexualmente inmadura): Antes de la madurez sexual, la vagina y la vulva están subdesarrolladas, lo que puede provocar vaginitis.

Los dos tipos de vaginitis desempaquetados

Hay dos tipos principales de vaginitis, el primer tipo se llama vaginitis juvenil o de cachorro, y el segundo se llama vaginitis del adulto. Como su nombre indica, podemos diferenciar la vaginitis según el momento en que el perro la desarrolle en su vida. 

La vaginitis de los cachorros ocurre en perros que no han pasado por celo y no son sexualmente maduros. No hay predisposición de raza y la mayoría de los perros muestran pocos signos de vaginitis. Los signos comunes incluyen pequeñas cantidades de secreción mucosa en la vulva, pero esto también puede ser una cantidad más significativa de secreción, y algunos perros se lamerán la vulva.

La vaginitis del adulto afecta más comúnmente a las esterilizadas (castrado) perras. No existe una asociación aparente entre la edad o la raza. Más comúnmente, verá una secreción mucoide o pustular de la vulva. 

Otros signos comunes incluyen el lamido regular de la vulva, aumento de la micción e incontinencia urinaria. Algunos perros pueden tener otras condiciones tales como diabetes que puede empeorar la vaginitis.

¿Cómo diagnostica un veterinario la vaginitis canina?

El diagnóstico de vaginitis es el mismo para la vaginitis del cachorro y la del adulto. Inicialmente, su veterinario comenzará recopilando un historial completo de su perro, los comportamientos que ha visto, cualquier secreción que haya notado, y querrá saber si su perro está entero o castrado. 

Una vez que se haya recopilado un historial, comenzará un examen físico donde se examinará a su perro. Su veterinario revisará a su perro por todas partes e inspeccionará la vagina.

Después del examen, los veterinarios comúnmente recolectarán una muestra de la vagina con un hisopo de algodón, y luego se pueden realizar pruebas en esta muestra. Las pruebas más comunes son la citología, donde las células se observan bajo un microscopio y un cultivo bacteriano para ver si hay una infección presente. Es esencial darse cuenta de que la vagina de los perros tiene bacterias presentes de forma natural, por lo que el cultivo de bacterias en el laboratorio no confirma la vaginitis, pero puede ayudar a guiar el tratamiento. 

Otras pruebas que su veterinario podría realizar incluyen análisis de orina para buscar signos de infección y vaginoscopia, donde se puede examinar la vagina con más detalle. Esto generalmente requerirá sedación. 

También se pueden considerar los análisis de sangre si otras pruebas no ayudan con el diagnóstico o si a su veterinario le preocupa que pueda haber una afección sistémica que cause vaginitis en su perro, por ejemplo, diabetes.

Cómo tratar la vaginitis en perros

La vaginitis del inicio del cachorro generalmente se resolverá con el tiempo y la terapia conservadora. Si hay secreción excesiva, se pueden prescribir antibióticos; de lo contrario, limpiar regularmente el área con toallitas húmedas para bebés puede ser todo lo que se necesita. Una vez que su cachorro madure, se espera que su vaginitis se resuelva.

La vaginitis del adulto tendrá diferentes tratamientos según la causa. Los tratamientos más comunes serán antibióticos para infecciones del tracto urinario, medicamentos para la incontinencia urinaria, cirugía para corregir anomalías anatómicas, tratamiento de la afección sistémica, por ejemplo, insulina para la diabetes.

En algunos casos, es posible que no se encuentre la causa. Estos casos se denominan vaginitis idiopática. En estas situaciones, los veterinarios los tratarán sintomáticamente.

¿Se puede criar un perro con vaginitis?

No se recomienda criar una perra con vaginitis, la vagina está inflamada y la crianza puede ser traumática, lo que puede causar dolor a la perra. Además de esto, una infección podría transmitirse al macho, lo que podría ser costoso. 

Lo mejor es controlar la vaginitis de tu perra antes de la reproducción para asegurar un apareamiento exitoso.

Prevención contra la vaginitis en perros

Lo mejor que puede hacer como propietario para prevenir la vaginitis es asegurarse de que la abertura vaginal esté limpia para su perro. En la mayoría de los casos, un perro podrá hacerlo por sí mismo, pero si nota que se acumula exceso de pelo o suciedad en el área, es su responsabilidad controlarlo. 

aseo regular y se pueden usar toallitas húmedas para bebés. Sin embargo, no use productos químicos agresivos ni productos de limpieza en la vulva o la vagina. La piel es frágil y puede irritarse.

Asegurarse de que su perro tenga buena salud y tenga el peso correcto para su tamaño también ayudará a prevenir la vaginitis. Si cree que su perro podría tener vaginitis, asegúrese de que un veterinario lo examine.

Veterinarios limpian las glándulas paraanales de un perro

Las perspectivas futuras de una perra con vaginitis

La buena noticia es que la vaginitis suele responder bien al tratamiento conservador y muchos perros vuelven a la normalidad en unas pocas semanas. Sin embargo, en algunos casos, se requiere cirugía para corregir problemas de conformación en perros, y el pronóstico depende de la gravedad y la duración de su problema.

Aunque la vaginitis puede ser una conversación incómoda, debe hacer que un veterinario vea a su mascota si cree que podría haber un problema. Esta es solo otra parte de su animal, y no es nada que un veterinario no haya visto o escuchado antes. El tratamiento oportuno puede ayudar a garantizar un buen resultado, y su perro se lo agradecerá.

Compartir es cuidar!

helen roberts dvm

AUTOR

El recorrido de Helen en medicina veterinaria está marcado por su dedicación a la práctica con animales pequeños y su sed de experiencias diversas. Se graduó de la Universidad Massey en 2016 y comenzó su carrera en una clínica rural en Canterbury, Nueva Zelanda, antes de aventurarse al Reino Unido en busca de nuevos desafíos. El amor de Helen por los animales siempre ha estado en el centro de su pasión y su sueño de trabajar con ellos se ha convertido en una realidad plena.

Recomendado

¿Por qué los perros comen hierba?

¿Por qué los perros comen hierba?

Lectura de 4 min

como limpiar una herida de perro

Pet First Aid 101: Cómo limpiar una herida de perro

Lectura de 7 min

pedialita para perros

Pedialyte para perros: 2024 actualizado

Lectura de 8 min

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

¡Envíe su correo electrónico a continuación para unirse al equipo de I Love Veterinary y disfrutar de noticias periódicas, actualizaciones, contenido exclusivo, novedades y más!