Qué esperar de las radiografías de perros y otra información útil

Actualizado en

El blog I Love Veterinary está respaldado por lectores, y podemos ganar una comisión de los productos comprados a través de los enlaces en esta página, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre nosotros y nuestro proceso de revisión de productos >

Radiografías para perros

Las radiografías para perros o los rayos X para perros se encuentran entre los procedimientos de diagnóstico médico más populares y beneficiosos. La palabra “Rayos X” se remonta a 1895, cuando el físico alemán Wilhelm Röntgen hizo el descubrimiento. Llamó a su trabajo "Sobre un nuevo tipo de rayos" y usó el término rayos X en lugar de rayos desconocidos. Siga leyendo para saber qué esperar de las radiografías.

Veterinario con perro y rayos x.

¿Cuánto cuestan las radiografías para perros?

Entonces, ¿cuánto cuesta una radiografía para un perro? Las radiografías para perros generalmente cuestan alrededor de $ 250. Su mascota no sentirá ningún dolor durante la operación, que es asequible y mínimamente intrusiva. Sin embargo, tu perro necesitará estar inmóvil durante mucho tiempo.

Con un perro, esto es considerablemente más difícil de ejecutar que con una persona. La mayoría de los perros necesitan sedación durante el procedimiento de rayos X para garantizar una imagen limpia y permitir que su veterinario diagnostique cualquier problema potencial con su amigo peludo.

Por eso, el precio depende en parte del tamaño de tu perro. Los perros más grandes suelen costar más, ya que necesitan más medicamentos sedantes que las mascotas más pequeñas. Su perro podría requerir más sedantes o posiblemente anestesia general para el tratamiento si está particularmente ansioso o angustiado.

¿Por qué son tan caras las radiografías para perros?

Dependiendo de varias variables, la radiografía de un perro puede costar alrededor de $80 y $400 o más. El lugar al que decidas llevar a tu perro puede tener un impacto significativo en el precio. 

En términos generales, una clínica veterinaria grande será más cara que un veterinario en un pueblo pequeño. Los grupos de bienestar animal en ciertos lugares brindan exámenes médicos de bajo costo, que pueden incluir radiografías para perros.

El costo será mayor si lleva a su perro a una clínica de emergencia en lugar de a la oficina del veterinario. Basado en una radiografía, el rango de precios oscila entre $ 80 y $ 400. Una radiografía puede no ser suficiente para diagnosticar la pata fracturada de su perro o huesos rotos en más de un lugar. Esto es especialmente cierto si el accidente afectó a muchas partes del cuerpo.

El precio también depende del tamaño de tu perro. En ciertos casos, un perro pequeño solo necesita una radiografía. Un perro enorme, como un pastor alemán, podría necesitar varias radiografías simplemente para ver su interior.

 Sin algún tipo de medicamento, podría ser un desafío persuadir a su perro para que permanezca inmóvil durante la radiografía. El perro necesitará sedación en este caso. El costo de las radiografías aumentará debido a la anestesia y los analgésicos.

¿Qué diagnostican las radiografías de perros?

Uno de los instrumentos más útiles y aplicados con mayor frecuencia en la salud humana y veterinaria es la radiografía. Una radiografía de un perro puede ayudar a los veterinarios a diagnosticar afecciones como cálculos en la vejiga, huesos fracturados, objetos extraños tragados y más al darles una idea de los huesos, tejidos y órganos internos de su mascota.

Los mejores momentos para usar rayos X son cuando se observan tejidos sólidos y partes del cuerpo con diferentes densidades de tejido. Por ejemplo, un veterinario puede administrar una radiografía de tórax de perro. Los pulmones del tórax absorben muy pocos rayos X porque en su mayoría están llenos de aire y tienen una densidad muy blanda. Las costillas óseas son firmes y muy densas, pero el músculo cardíaco es más denso.

Un veterinario puede observar grandes vasos sanguíneos dentro de los pulmones y el silueta del corazón en una radiografía porque las paredes venosas y arteriales de la sangre son más densas que las de los pulmones circundantes. El edema pulmonar, donde se acumula líquido en los pulmones, también es fácilmente visible.

Un veterinario puede identificar numerosos órganos en el abdomen o cuerpos extraños atrapados en los intestinos. Una radiografía de bazo de perro y una radiografía de cadera de perro son buenas ya que determinan el tamaño y la forma del bazo y las caderas. Puede ser más difícil reconocer los numerosos órganos internos en animales con exceso obesidad o poca grasa corporal.

Las radiografías dentales son cruciales para identificar qué dientes están sanos y cuáles requieren extracción. Una radiografía dental puede revelar anomalías debajo de las encías que de otro modo pasarían desapercibidas, como lesiones en las raíces de los dientes, tumores y abscesos.

Un veterinario no puede ver claramente el interior del cráneo en una radiografía porque los huesos del cráneo absorben toda la radiación, lo que hace imposible ver la materia del cerebro. 

Con imágenes de resonancia magnética (MRI), tomografía computarizada (CT) o ultrasonido, un veterinario puede ver características internas como la estructura interna del corazón, la vejiga u otros órganos abdominales, muchas articulaciones y los pulmones.

Con este equipo de diagnóstico sencillo y asequible, un veterinario y un radiólogo veterinario expertos pueden identificar diversas enfermedades.

Cómo preparar a un canino para una radiografía en casa

Cuando lleve a su mascota al veterinario para que examine un problema, un veterinario realizará una radiografía. Por lo tanto, no hay necesidad de preparación. Luego, si es necesaria una radiografía, su veterinario inspeccionará a su mascota y se tomará un tiempo para repasar el proceso y lo que buscarán.

Veterinario en busca de rayos x de perro

¿Los perros son sedados para las radiografías?

A veces es necesaria la sedación para obtener una radiografía limpia. Un perro no necesitará sedación si está tranquilo, no siente demasiado dolor y puede estar cómodamente acostado mientras el veterinario toma la radiografía.

Por otro lado, la sedación es necesaria si su perro está nervioso, aprensivo o tiene dolor. La sedación también es fundamental si los músculos del perro necesitan relajación para adquirir una imagen limpia. Otros casos que necesitan sedación son si la radiografía es de los dientes, el cráneo o la columna vertebral. Durante una radiografía para cachorros, un veterinario deberá sedarlos.

¿Los rayos X son seguros para los perros?

Si bien el uso de rayos X suele ser seguro para los perros, implica radiación. Por lo tanto, los veterinarios generalmente usan rayos X en ocasiones y los utilizan como una herramienta de diagnóstico. Los veterinarios realizan radiografías de perras embarazadas de vez en cuando para obtener más información sobre el embarazo de una perra. Alternativamente, pueden usar ultrasonido u otras técnicas de imagen.

Hable con su veterinario si tiene problemas con el uso del equipo de rayos X y la salud de su perro. Para decidir si desea que le hagan una radiografía a su perro, su veterinario puede explicarle los riesgos y beneficios de la situación de su perro.

Los beneficios del uso de rayos X para el diagnóstico de perros

formación de imágenes de rayos X El equipo utiliza ondas electromagnéticas para crear imágenes de los músculos, huesos y órganos internos de su mascota. Son rápidos y no dolorosos. Su animal enfrenta muy poca radiación cuando usa una máquina de rayos X. 

La Sociedad Estadounidense del Cáncer afirma que una radiografía de tórax típica expone al paciente a la misma cantidad de radiación durante diez días en comparación con la exposición normal.

La principal ventaja de una radiografía para su perro, como ocurre con la mayoría de los tipos de imágenes médicas, es un diagnóstico preciso. Una radiografía puede mostrar varios problemas de salud. Podría indicar la posición precisa de la fractura, por ejemplo, si el veterinario de su perro sospecha que tiene un hueso fracturado o roto. 

Incluso puede detectar lesiones espinales invisibles y objetos como juguetes para masticar o calcetines que su mascota ingirió y están enfermando a su perro. Un veterinario también puede ver caries dentales, artritis, cáncer de huesos e infecciones óseas en las radiografías. Su veterinario podría solicitar una radiografía para identificar anomalías adicionales, como problemas cardíacos o pulmonares.

Su veterinario puede recomendar un curso de acción más adecuado cuando conoce la ubicación precisa y el tipo de problema. Un veterinario puede usar los hallazgos de una radiografía para predecir cuánto tiempo se recuperará su perro de una enfermedad o accidente. En resumen, una radiografía puede revelar la causa del dolor de su perro.

Limitaciones caninas de rayos X

El método más preciso para determinar el problema de salud de su perro no es necesariamente una radiografía. Las pruebas de orina, sangre, orina o heces de sus animales pueden ayudar a hacer un diagnóstico más preciso de algunos trastornos. Si su veterinario confía en su diagnóstico después de un examen físico completo, es posible que ni siquiera necesite realizar una prueba adicional.

También es crucial separar los rayos X de otras técnicas de diagnóstico por imágenes como los ultrasonidos. Los ultrasonidos médicos usan ondas de sonido de alta frecuencia para crear videos y fotos en tiempo real de órganos de tejidos blandos como el útero, la vejiga y el corazón de los animales.

Aunque los veterinarios usan ultrasonidos con frecuencia para determinar si una perra está preñada, también son extremadamente útiles para muchos otros diagnósticos médicos.

Su veterinario puede aconsejarle una resonancia magnética nuclear (RMN) o una tomografía computarizada, según los síntomas. Estos métodos de imágenes de alta definición ayudan a localizar problemas menores en su mascota que pueden ser más difíciles de detectar o diagnosticar con una radiografía.

En comparación con los rayos X, estas pruebas suelen ser más caras. Por ejemplo, debe presupuestar entre $300 y $600 para un ultrasonido. Sin embargo, es posible que pueda evitar los gastos excesivos de imágenes médicas si el seguro de salud para mascotas cubre a su perro.

¿El seguro para mascotas cubre las radiografías para perros?

Los veterinarios usan rayos X con frecuencia con otros procedimientos y terapias. Deberá compensar a su veterinario por su tiempo y diagnóstico, como mínimo.

Puede recibir una compensación por los altos costos de ultrasonidos, rayos X y otros procedimientos de imágenes si tiene un seguro para mascotas. Con frecuencia, los reembolsos que recibe por los costosos servicios veterinarios superan los gastos del seguro de mascotas.

Las pólizas de seguro para mascotas a veces cubren controles de bienestar y otros tipos de atención de rutina en el veterinario. Un plan de accidentes/enfermedades con un componente de bienestar puede pagar el chequeo, las pruebas de diagnóstico de su perro y el tratamiento y los medicamentos que su perro necesita para recuperarse si lo lleva a un examen de rutina y el veterinario descubre un problema.

¿Cuándo no cubre el seguro las radiografías?

El seguro de mascotas no siempre brinda cobertura para procedimientos de diagnóstico por imágenes como radiografías. Dependiendo de su seguro, podría ser. Por ejemplo, es poco probable que un plan de bienestar cubra evaluaciones y tratamientos más extensos, mientras que un plan integral sí lo haría.

Si la necesidad de una radiografía se relaciona con un problema anterior, es posible que los animales mayores o aquellos con condiciones preexistentes no sean elegibles para el reembolso de gastos. Si recientemente se inscribió en un seguro para mascotas y está esperando, es posible que no sea elegible para la cobertura.

  • Condiciones preexistentes: Algunas organizaciones o planes de seguro no brindan cobertura para las dolencias que su mascota tiene o tuvo anteriormente. Sin embargo, algunas pólizas de seguro tienen una cláusula que establece que después de un número específico de días, una condición pasada que manejó un veterinario ya no existe.
  • Tipo de cobertura: El tipo de póliza de seguro para mascotas que tenga determinará si cubre las radiografías. Para los dueños de mascotas que desean pagar las visitas de rutina, los planes de bienestar son una opción popular. Sin embargo, no cubren radiografías u otros tratamientos por accidentes o enfermedades. Para eso, necesitarás un plan completo.
  • Periodo de espera: Hay un período de espera después de comprar un seguro de salud para mascotas antes de que comience la cobertura. Pagará de su bolsillo si su mascota tiene un accidente y requiere una radiografía durante este período de espera.
Radiólogo veterinario que muestra la radiografía al perro

Resumen

Podrías sentirte ansioso cuando tu veterinario te informe que debe solicitar una radiografía. Incluso peor que la enfermedad o lesión de su perro es la perspectiva de cuánto dinero tendrá que gastar. Si bien ciertos rayos X pueden costar dinero, otros son justos en términos de precio. 

El precio de esta operación varía ampliamente, por lo que si le preocupa tener que pagar por las radiografías en el futuro, puede considerar obtener un seguro para mascotas por un costo mensual razonable para estar tranquilo.

Compartir es cuidar!

foto de avatar

AUTOR

Proyecto dedicado a apoyar y ayudar a mejorar la Medicina Veterinaria. Compartir información y generar debates en la comunidad veterinaria.

Recomendado

pedialita para perros

Pedialyte para perros: 2024 actualizado

Lectura de 8 min

Día Mundial del Veterinario

Celebrando el Día Mundial del Veterinario 2024

Lectura de 5 min

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

¡Envíe su correo electrónico a continuación para unirse al equipo de I Love Veterinary y disfrutar de noticias periódicas, actualizaciones, contenido exclusivo, novedades y más!