¿Por qué mi gato tiene zonas calvas? Su pregunta respondida por veterinarios

Foto del autor
Publicado en

El blog I Love Veterinary está respaldado por lectores, y podemos ganar una comisión de los productos comprados a través de los enlaces en esta página, sin costo adicional para usted. Obtenga más información sobre nosotros y nuestro proceso de revisión de productos >

¿Por qué mi gato tiene calvas? La alopecia felina es el término médico para la caída excesiva de pelo en gatos y es un motivo frecuente de consulta en la clínica veterinaria. Lo primero que debemos hacer es identificar si se trata de una caída patológica del cabello. Se espera una caída estacional del cabello en los felinos. Los gatos que viven al aire libre mudan pelo dos veces al año, mientras que gatos de interior tienden a mudarse durante todo el año.

Gato marrón

Puntos calvos en gatos

La calvicie en gatos es una falta total o parcial de pelo que afecta a diferentes zonas del cuerpo. La alopecia puede ser consecuencia de:

  • Una alteración en la producción o crecimiento del cabello (hereditaria). Ejemplo: Alopecia congénita en gatos Sphynx.
  • Caída excesiva del cabello autoinducida (Alopecia secundaria a prurito o trastorno psicógeno).
  • Una caída excesiva de pelo espontánea no autoinducida por el animal (alopecia primaria).

En base a estos mecanismos, diferentes enfermedades felinas pueden provocar la pérdida de pelo en los gatos.

¿Por qué mi gato tiene zonas calvas?

Alopecia primaria

Puede que no sea patológico en determinadas razas o determinadas zonas del cuerpo. Por ejemplo:

  • Alopecia preauricular: menos pelo en el flequillo delante de las orejas.
  • Alopecia en el pabellón auricular de gatos siameses mayores.

O pueden resultar de patologías como:

  • Foliculitis (infección, enfermedad inmunomediada).
  • Alopecia paraneoplásica
  • Síndrome de Cushing

Las calvas primarias patológicas son raras en los gatos en comparación con la alopecia autoinducida.

Alopecia secundaria o autoinducida

Varias enfermedades pueden provocar calvas autoinducidas en los gatos. La caída del pelo es consecuencia del lamido o rascado de los animales. También puede presentarse con costras, enrojecimiento de la piel, descamación, etc.

En este artículo nos centraremos en las causas de la caída del cabello autoinducida, ya que es la forma de presentación más común en los gatos.

¿Dónde aparecen las calvas felinas?

Las zonas calvas pueden ser:

Focal

El animal tiene una o varias zonas sin pelo. Como en los casos de dolor articular, la zona calva se encuentra por encima de la articulación en cuestión.

multifocales

La caída del pelo en parches en gatos puede tener diferentes tamaños y formas dependiendo de la causa que la provocó. Los felinos tienen varias zonas deportivas calvas en el cuerpo. Por ejemplo:

  • En la cara y cabeza en caso de sarna.
  • La tiña afecta los oídos, la cabeza y las extremidades.
  • Las manifestaciones dermatológicas de la alergia alimentaria se dan en la cabeza y el cuello.
  • Cuello y base de la cola en el caso de alergia a la picadura de pulga.

Generalizado

Cuando la ausencia de pelo es extensa, la mayor parte del cuerpo carece de pelo. Causas de la dermatitis atópica: 

  • Calvas en los costados del cuerpo o en el vientre, 
  • Heridas alrededor de la cabeza y el cuello, 
  • Otitis recurrente y 
  • Inflamación generalizada de la piel.

La alopecia psicógena provoca zonas simétricas sin pelo en la parte posterior del cuerpo donde el gato puede lamerse.

Gato con enfermedad de la piel

¿Qué causa las zonas calvas en los gatos?

Pruriginoso (picazón intensa)

Ectoparásitos: pulgas, piojos y ácaros de la sarna

Pulgas son los parásitos más frecuentes de los gatos y son visibles a simple vista como puntos negros que se mueven rápidamente por el pelaje del felino. Otra forma de diagnosticar la presencia de pulgas es visualizando pequeñas bolitas negras pegadas al pelaje del gato en la zona de la barbilla y el cuello. Al tratarse de heces de pulgas, podemos observar que al mojarse se tiñen de rojo.

Los piojos y la sarna no son tan frecuentes como el anterior. Los piojos también pueden aparecer en el animal, pero a diferencia de las pulgas, no son tan rápidos. Los ácaros no son visibles a simple vista; el más común en los gatos es en los oídos.

Infecciones: bacterianas y fúngicas

Las infecciones bacterianas son secundarias a una lesión previa y necesitan un tratamiento adecuado para permitir que las heridas cicatricen.

Los hongos causan infecciones por hongos y “tiña”es su nombre familiar. La tiña ocurre en animales inmunodeprimidos, como gatitos o adultos, bajo estrés o malas condiciones de vida. Es una enfermedad zoonótica, por lo que los humanos pueden desarrollarla.

Alergias: alimentarias, ambientales y picaduras de pulgas

Alergias son cada vez más comunes en el mundo felino y se notan a través de enfermedades de la piel o el cabello.

Algunos gatos son alérgicos a la saliva de las pulgas. Así, una sola pulga que se alimente del gato desencadenará una reacción alérgica en todo el cuerpo del gato. Las alergias también pueden deberse a proteínas de los alimentos o alguna sustancia ambiental como polen, pasto, químicos, etc.

Otros: Hipertiroidismo y Linfoma Cutáneo

En gatos adultos con problemas de piel incluir ambas enfermedades en el diagnóstico diferencial.

No pruriginoso (sin picazón)

Psicogenico

Los gatos son propensos a estresarse cuando hay un cambio en su entorno. Un movimiento, ruidos fuertes, la incorporación de otra mascota o incluso cualquier cambio en los hábitos del animal pueden provocar que un gato se estrese.

Las situaciones estresantes llevan a los gatos a desarrollar comportamientos obsesivos, como arrancarse el pelo y lamerse excesivamente. Lamer el pelaje libera endorfinas y hace que tu gato se sienta mejor.

Dolor

El dolor resultante de traumatismos, trastornos musculoesqueléticos o neuropatías genera un lamido excesivo por parte del gato para aliviar las molestias.

Cuándo llevar a tu felino al veterinario

La atención veterinaria no es necesaria en el caso de alopecia preauricular y la que se observa en la parte externa del pabellón auricular. En la alopecia patológica primaria o secundaria acudir lo antes posible al veterinario es fundamental para tratar la afección.

Además, recuerda que algunas de las enfermedades que producen un gato parcheado pueden ser zoonóticas, por lo que es vital evitar la posibilidad de contagio tratando al animal lo antes posible.

¿Cómo se ven las calvas en los gatos?

En general, la calva del gato puede manifestarse con las siguientes características:

  • Perdida de cabello
  • Enrojecimiento de la piel
  • Picazón y rascado
  • acicalamiento excesivo
  • Piel escamosa
  • Costras
  • Lesiones por rascado autoinducidas
  • Bultos o ampollas

Sin embargo, algunas patologías presentan características particulares.

La tiña es un hongo que provoca calvas en la cabeza, las orejas y la cara de los gatos, aunque también puede afectar a las patas. Se manifiesta por una o más calvas circulares y bien definidas.

Los ácaros dentro de los oídos provocan inclinación de la cabeza y temblores debido a la incomodidad y a una secreción ótica oscura y maloliente.

En el hipertiroidismo, una enfermedad endocrina común en los felinos, se produce una pérdida de la calidad del pelaje (por falta de hábitos de aseo) y el estado general de los animales es deficiente. El linfoma es un tumor poco común en gatos caracterizado por parches, placas y nódulos cutáneos, con distribución localizada o generalizada y sin preferencia por ninguna parte del cuerpo.

La característica de la alopecia psicógena es que es simétrica y el pelo del gato se pierde en la espalda cerca de la cola, en la cara posterior de las extremidades posteriores y en los costados del cuerpo.

¿Le volverá a crecer el pelo a mi gato?

La respuesta es sí, siempre y cuando se diagnostique y trate la causa de la alopecia. Es importante recordar que el cabello tardará entre uno y dos meses en volver a crecer, ¡así que ten paciencia hasta que tu gatito luzca tan guapo como antes!

Planes de tratamiento veterinario para combatir las zonas calvas en los gatos

El tratamiento para la caída del pelo en gatos dependerá de la causa concreta que la produjo. Como los motivos son muchos, llegar al diagnóstico adecuado es muy importante, ya que cada caso tendrá un tratamiento particular.

El primer paso es recopilar la mayor cantidad de información posible sobre las lesiones al inicio del problema; ¿Qué fue primero: las calvas o el picor? La presencia de lesiones en otros animales o personas del hogar. Luego, el examen dermatológico debe ser completo y detallado para detectar la presencia de alguna alteración.

  • Para identificar piojos, ácaros o pulgas, peinar el cabello con un peine fino y utilizar cinta adhesiva para obtener parásitos, huevos, heces o raspados superficiales de piel y muestras óticas para observación microscópica.

Actualmente, el tratamiento contra las pulgas en gatos se realiza con pipetas puntuales que se colocan en la piel del cuello. Los ácaros necesitan tratamientos inyectados o gotas antiparasitarias locales.

  • Para detectar infecciones bacterianas y fúngicas, realice exámenes citológicos, bacteriológicos y fúngicos. El examen citológico también puede sugerir enfermedades no infecciosas que pueden causar prurito, como enfermedades inmunomediadas o linfoma cutáneo.

El tratamiento será local con cremas antibióticas o antifúngicas o sistémico, con comprimidos orales o inyectables.

  • Si la sospecha es alérgica, las pruebas de dieta de eliminación y provocación diagnostican alergias alimentarias. El diagnóstico de alergia ambiental o atópica se basa en pruebas de alergia cutánea o sanguínea.

El tratamiento consiste en eliminar la causa de la alergia. Para las alergias alimentarias, ofrezca alimentos hipoalergénicos o alimentos con proteína hidrolizada. En caso de atopia, si es posible, elimine el elemento causante del entorno que rodea al animal. Si esto no es posible, utilice antihistamínicos y corticosteroides en cremas, tabletas o inyectables para reducir los síntomas. Los champús medicinales también son una buena opción para los gatos acostumbrados al agua.

  • Diagnosticar hipertiroidismo, realice un análisis de sangre.
  • En el caso de las calvas psicógenas, la sospecha surge cuando los pacientes manifiestan un aseo excesivo y no responden al tratamiento antipruriginoso. Pero primero, descarte todas las causas de las calvas pruriginosas. El tratamiento consiste en antidepresivos o ansiolíticos para ayudar al gato a afrontar la situación y eliminar los factores estresantes ambientales.
  • Si hay un comportamiento de aseo obsesivo en las áreas de dolor, administre medicamentos para reducir esta condición dolorosa.
El gato pica y se lava

Pronóstico y Recuperación

En la caída del pelo autoinducida (secundaria) por rascado, el pronóstico es favorable cuando identificamos la causa que produjo las calvas en nuestros gatos y reciben el tratamiento adecuado. La recuperación de esta afección es rápida, pero nuestros amigos lucirán desordenados durante los primeros meses hasta que les regrese el cabello.

La alopecia primaria es un síntoma de un conjunto de síntomas de enfermedades graves y complejas. En este caso, el pronóstico sigue siendo reservado debido a la gravedad del cuadro.

Tratamiento en casa para la caída del pelo de gato

  • Cepillado semanal del cabello.
  • Adecuada desparasitación interna y externa
  • Evita el contagio aislando al gato enfermo
  • Comida equilibrada y de buena calidad.
  • Disminuir los factores de estrés.

Eso es un envoltorio

Recuerda que el bienestar de tu gatito incluye el cuidado de su piel. Intenta mantenerlo sano y, sobre todo, en las mejores condiciones.

Compartir es cuidar!

Foto del autor

AUTOR

Diana es fundadora de dos prósperas empresas, Maskoketos en México, especializada en el cuidado médico de perros y gatos, y Faunavets en Argentina, dedicada al bienestar de animales no tradicionales. Su experiencia se extiende mucho más allá del ámbito de las mascotas domésticas, abarcando una amplia variedad de criaturas, desde los conejos más pequeños hasta los majestuosos elefantes. La pasión de Diana por la vida marina la llevó a trabajar con delfines, manatíes, tiburones y mantarrayas en México. Su compromiso y entusiasmo por el bienestar de los animales son el centro de su trabajo y se dedica a mejorar el bienestar animal en todos los sentidos posibles.